25.2.05

25-El "tenes que..."


Si hay algo odioso, insoportable y que es meritorio de golpizas a un “José budista”; es el famoso cliché “tenés que...” (agregue lo que guste) Ya que el “tenés que...” puede llevar muchas variaciones distintas. Para no pecar de detallista y menos, aburrir al lector, nos mantendremos en las apreciaciones más generales de esta frase. El mas distinguido es el “tenés que estar bien”. El razonamiento de un “José budista” es el siguiente: “El budismo es la practica suprema, por lo tanto me debe hacer feliz. Si estoy bien, es que estoy practicando. Y no solo estoy practicando, sino que lo estoy haciendo bien. Si estas mal es que no estas practicando o estas practicando mal.” Incluso se ha escuchado por ahí, de gente que acusa a otros de “entender la practica al revés” (como puede ser eso posible?) Como siempre, el “José budista” tira todo en el otro, con su dedito acusador. “Si no estas bien, no estas practicando mucho.”
Errada idea del “José budista”, que la cantidad de daimoku es un medidor de buena fortuna. Es el típico error de una mente reducida a los inferiores parámetros de bien y mal. Para agravar esta cuestión, inculcan en otros que “estar bien” es una obligación. El “tenés que estar bien” se tornaría imperativo. Pensando en alguien que esta mal por un problema cotidiano, al cual considera grave (podría ser el fallecimiento de un ser querido, problemas económicos al extremo, etc.) Parece justa y lógica esa orden de estar bien? Por que vivir la mentira de fingir estar bien cuando en realidad te estas muriendo por dentro? Por que se da esta particularidad tan incongruente? La respuesta esta en el egoísmo de ciertos miembros. Por que egoísmo? Simple, si vos no estas bien, no estas demostrando que esta es la enseñanza suprema. Si vos no demostrás, hace dudar al resto, a los nuevos. Ahí es donde comienzan a inculcarte la culpa por no estar bien. (Aunque de la “culpa budista” nos ocuparemos mas adelante.) Como si el estar bien tanto en el interior como en lo exterior, dependiera de uno y fuera al instante. Como si chasqueando los dedos se consigue estar bien. Ahí hay otro ejemplo de “tenés que...” y del vocabulario sectario. “tenés que demostrar”, “tenés que transformar”, “tenés que cambiar”. Como todo esta en uno, crean la falsa conciencia que todo es responsabilidad de uno, para mas adelante llegar a limites extremos. Lo que en un principio fue responsabilidad meramente se transforma en culpa. Alguien escucho algo más idiota que el razonamiento de “estas obligado a estar bien”? El imperativo de cualquier tipo, refiriéndose a la vida de otro, no solo es estúpido sino también impertinente.
Otros ejemplos en que varia el “tenés que...”, “tenés que decidir”, referencia de vocabulario sectario al ichinen. Este tipo de expresiones solo muestran como los “José budista” gustan de meterse en la vida de los demás, dicen mucho de lo poco que le importa la vida del otro, habla de lo egoístas que son. Esta característica del “José budista” no es privativo de cierta edad o de las mujeres, o de los hombres, o de los grandes responsables. Como veremos en el próximo apartado, el “José budista” es una característica que vive en cada persona, que puede manifestarse en algunos y en otros no. O manifestarse mas en unos que en otros. Pero si es seguro que su influencia manifestada es nociva como elemento en la organización. Cualquier miembro, nuevo o no, sea responsable o no; puede ser el mejor “José budista”. (O el peor, si se precia.)
Por que “tenés que estar bien?” Quién obliga a nadie? Es posible ser tan basura? Esta es una de las razones del porque son lo más aberrantes los “José budistas”. La poca alegría de vivir que demuestras ante la practica, la dogmática de la que hacen gala. A eso podría llamársele “apología del suicidio” Esa metodología tan ilógica y aborrecible solo hace que los nuevos miembros se alejen o ni siquiera se agreguen miembros, y que los más antiguos se aburran ante la idiotez de los neófitos “José budista”. Como fariseos del siglo veintiuno, ellos creen tener la practica precisa y clara y saberlo todo sobre ella.
Los “José budistas” son la peste de la SGI, podemos concluir que si dentro de la organización no toman medidas para controlar y/o erradicar a los “José budista” están cavando su propia fosa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De todas maneras, podriamos decir que "los deseos mundanos conducen a la iluminación".

Cuando vos decís en el artículo 41- Kaikan... que "Y como tal, debe ser erradicado." Te ponés en una postura desde afuera y el famoso "tenés que" que criticás. Y como eso que expresas no es más que un deseo, no es necesario que lo erradiques, sino que, daimoku mediante, veas tu propia negatividad. Como el Gohonzon es el objeto de devoción para observar la propia vida, posiblemente puedas encontrar que te lleva a ser intolerante con personas así. La revolución humana no se logra sola, sino a través de la interacción con los demás. La budeidad no está alejada de la sociedad (tal como lo plantea el budismo theravada) sino entre las mismas personas que están a nuestro alrededor. Si querés una SGI mejor hacelo desde adentro, pero con todos

Ichinen dijo...

Es cierto, y esa frase de Nichiren la menciono en algun capitulo. Coincido con vos, igualmente no creo mucho en erradicar personas, sino actitudes. Las personas solo deben ser expulsadas en casos especiales.

JOSE LUIS dijo...

Cheee! !!!!yo me llamó JOSE práctico no soy responsable de nada no doy consejos trató si de ser buen compañero de práctica .. y si se ven esas cuestiones pero esta. En uno y no en lo demás. Es como ver que alguien pasa un semáforo en rojo. Te enoja lo putias . Pero la causa la hace el . Y voso causa por enojarte .. en fin ni es fácil por eso sensei dice seguir la práctica y al maestro lo demás es parte de tu revolución humana. Está mal la comparación y te poner en un lugar muy agresivo la comparación del mogolico ...como vos decís . El estado de vida de una persona especial es budeidad pura ya que el ego no havita en ellos son budas. Fortuna las de lis padres que tienen semejante función.