12.4.06

33-La mente como enemigo.


Tal y como decía el buda Nichiren: “Uno debe ser amo de su mente y no su esclavo”. Palabras más, palabras menos.
Muchas veces ocurre a miembros que de tanto pensar, condicionan sus existencias. No dejan beneficio de la duda para que el universo pueda obrar. Quieren todo de una determinada manera, hacen planes demasiado estructurados. Y cuando los planes no salen exactamente como los habían planeado, surge allí la frustración. Esto de por si es un error, la determinación debe ir a un objetivo final bien determinado, pero el medio o camino para lograrlo deber dejarse librado a la sabiduría del universo o esperar improvisar en el trayecto. No es bueno condicionar la ley de causa y efecto, esta es incondicional. Y peor si uno se deja dominar por la mente limitada de mortal común. En la mente están los límites, las trabas, los traumas, los obstáculos. Este es solo un error en que cualquier budista puede incurrir, sin que esto sea condenable o antibudista.
Esto puede verse como la contraposición del anterior apartado, el de dejar la mente de lado para volver a ser un hombre de las cavernas. La mente es muy poderosa para el lado negativo si se la deja libre. Es bueno pensar que el cielo es el límite mientras tengas los pies en la tierra.
Convertirse en amo de su mente, es parte del camino de mejorar como persona, requiere años de entrenamiento. Y nunca se es experto del todo. Nadie puede decirse que es más experto que otro, ya que cada persona tiene sus particulares trabas u obstáculos. Lo que uno siente como insoslayable, puede que para otros sea una nimiedad, y viceversa. Es como si no pusiéramos a comparar los problemas, algo de lo que también pecan muchos miembros de Gakkai. No solo de darle manija a la maquina cerebral, también de creerse el ombligo del universo y que su experiencia es única e inimitable. Aquí se esconde un demonio vestido de lastimoso buda. Nadie puede poner en una escala de grados o medir el dolor de las personas. Hay problemas mas graves que otros, pero las sensaciones son altamente subjetivas. Y por más que uno sienta que alguien esta sufriendo más y se conduela con su trance, el dolor propio siempre será más fuerte. Esto no es egoísmo, es simple realismo. Lo único que puede hacer cada persona ante eso, es juntar coraje y ver que otros también sufren, siguiendo así adelante. En esto se basa la premisa de ayudar a los demás, para ayudarse uno mismo. Alentando a otros, uno puede alentarse a si mismo. Es preferible no mostrarse quejoso, no solo por que la queja borra beneficio, sino porque eso duele más a los que sufren. Cada uno siente el dolor propio como algo más fuerte que el de otros. Entonces, puede resultar muy molesto escuchar que alguien se queja de problemas en el trabajo cuando se esta pasando por el duelo de la muerte de un ser querido. Aunque los problemas no son comparables, nuestra fuero mas intimo siente eso. Esto es totalmente real y humano, no se es antibudista por ello.

El antibuda.

2 comentarios:

gabriel dijo...

todo suena muy bonito cuando se tiene capacidad y no se sufre de una patologia mental porque cuando se sufre un toc perturbador y asqueroso entiendes que todo lo que dicen sobre control es basura porque un toc te puede llevar almas horrible de los infiernosy no puedeshacer nadapara detener ese demonio que se convierte el pensamiento encontra de ti mismo.

Ichinen dijo...

Me gustaria que me explicaras que es un "toc", ya que lo ignoro. Igualmente, una patologia mental, si es que a eso te referis con "toc", es un caso extremo y yo estoy hablando sobre el comun de la gente. En el caso de un patologia mental, existe algo fisico que anda mal, puede ser quimico o glandular. Tal vez solamente psiquico, un trauma por ejemplo. Y muchas veces tener un problema mental hace que tu mente te gobierne y sea tu enemigo. Es asi de lamentable. Mas no digo, ya que experto no soy en eso. Solo se un poco, por experiencia.