26.5.06

41-Kaikan o el templo, una burbuja.

Cuando comencé a practicar, le exprese a otro miembro mi sensación al estar en Kaikan. Esa sensación de bienestar y paz que se tiene estando allí. El me respondió que tuviera cuidado con eso, ya que Kaikan es como una burbuja. Pensando y meditando sobre esto, descubrí la verdad de sus palabras. Un pensamiento que escuche una vez, parece darle la razón: “Es fácil ser un santo en el paraíso.” Y era usado para un ejemplo político, no religioso o filosófico como en este caso. Siempre hemos escuchado como los budistas se vanaglorian de aventajar en cosas así a los cristianos. Pues bien, esta actitud demuestra que no están mucho mejor. Es el mismo caso en cualquier creencia que abogue por el aislacionismo. Sea un monje budista en un templo o un abad de clausura en un monasterio cristiano, son métodos absolutamente equivalentes. Son algo extremas esas actitudes, y como se dice habitualmente, “en algún punto los extremos se tocan.”
Estando protegido y aislado de los problemas e inconvenientes de la realidad, es fácil ser un buen budista. Y lo que menos es el budismo seguramente, es una doctrina fácil o facilista.
Esta es la mayor crítica que le hemos hecho a los aislacionistas del hinayana, que utilizan esta metódica. Pero, dentro de la SGI se ve mucho de esta gente que se aísla dentro del Kaikan, dentro de los círculos de gente budista, de reunión en reunión. Sin ver otros mundos, otras realidades, otras problemáticas; en definitiva a otras personas. Sin salir a enfrentar el mundo real. Sin conocer otra gente no-budista. Y esto solo deriva en lo que ya hemos expuesto antes, en el poco contacto con la realidad. Convirtiendo al budismo verdadero de Nichiren Daishonin en solo otra creencia escapista mas. Sea conciente o inconcientemente, es un error. Y como tal, debe ser erradicado. Siendo planeada adrede, es un crimen contra el buda y la ley. Es bien antibudista.
El antibuda.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

si queres comprender el budismo te espero en carabobo 257 - flores-capital el sabado 14/11 a las 18.00 hs, cordiales saludos, jorge gonzalez

Ichinen dijo...

Estoy hasta la medula de sus taradeces. La mierda de la Nichiren Shoshu siempre dice "yo te voy a mostrar el verdadero budismo" "yo hago la practica más correcta". Son tan arrogantes, tan fanaticos y tan idiotas que me aburrieron. Hace no poco tiempo estoy en contacto con un budista de Nichiren Shu. Y pese a las pestes que hablan sobre este grupo, esta persona me dijo algo que es muy útil. "Dejar ser", vos en lo tuyo, yo en lo mio y nadie es el que tiene la verdad. Y eso es muy valedero, además de humilde. Asi, que metete tu templo donde te guste.

Peregrino dijo...

Comparto mucho esto que esta escrito. Soy De SG Uruguay. Un saludo!

Ichinen dijo...

Gracias, si esto no es privativo de Argentina, es como para tener cuidado siempre y en todo momento.

Anónimo dijo...

Como practicante comparto algunas posiciones, desda ya que hay budistas que se fanatizan y terminan practicando esta filosofia como si fuese el cristianismo. desde ya que hay criticas, somos humanos acaso no practicamos para pulir nuestro ser mas autentico. Ahora bien criticar es bastante facil, desde mi humilde opinion las criticas son bienvenidas siempre y cuando aparten un cambio de perspectiva, una reflexion. Siempre debems ser autocriticos. En cuanto a las reuniones solo deberian ser un lugar de comunion, las vivo con alegria y no como un lugar de refugio. Muchas gracias por tus palabras!!

Ichinen dijo...

Lo que decís sobre pulir es cierto. Pero no creo que se deba hacer la vista gorda cuando algo está mal, pensando que el otro "está puliendo su vida". Hay gente mal intencionada y sin sentido que destruye todo a su alrededor. Ahora, si lo desean hacer con su vida, allá ellos. Pero no es bueno que eso le haga mal a otros.
Estoy de acuerdo con ser autocríticos, para eso es este escrito.
El lugar de refugio que digo es el templo o en tal caso, kaikan; sirve para lo que se usa actualmente. Pero cada uno de nosotros debe tomarlo como eso y no como un modo para evadirse de la realidad. Es una pregunta que cada quien debe hacerse y en privado respondersela.

Anónimo dijo...

Parece que hay muchas personas que no entienden el budismo de Nichiren Daishonin, es ver a su interior y cambiarlo, es una lucha interna, es la revolución humana, no esperar que alguien de fuera le ayude es ayudarse uno mismo y ver los defectos y cualidades que tiene, es pulir lo que tenemos mal, es no quejarse, es no criticar a los demás, es creer en uno mismo, tener fe y atraer las cosas positivas a nuestra vida, es tolerar a las personas pero no permitiendo que te hagan daño. El Kaikan es para reunirnos y escuchar las palabras, sus experiencias y ley de vida de sensei y llevarlo a la práctica, nadie a dicho que esto es fácil es un proceso que lo puedes hacer fácil o difícil, a corto, mediano o largo plazo. Es orar para cada día ser mejor persona es para llegar a tener la sabiduría, la ILUMINACIÓN.

Ichinen dijo...

Bueno, nada más que decir, excepto que estoy de acuerdo. Ese es el verdadero sentido de kaikan, no el de ser un refugio a nuestros problemas. Gracias.

Anónimo dijo...

Hola..mi experiencia en Kaikan es totalmente diferente, me he comprometido mucho más con la sociedad, comencé a brindarme a la escucha, me atrevo a conocer otras realidades, sin prejuicios, me atrevo a alentar a otras personas a que confíen en si mismas. Saludos! Nam Mioho Rengue Kio

Ichinén dijo...

Yo jamás dije que eso no fuera lo que ocurre, solo estoy planteando que es una tendencia que puede llegar a ocurrir si uno no está atento. Es una sutil diferencia que de a poco te puede encerrar en un microcosmos personal e ilusorio. Y lo peor de todo es que podés vivir lo más bien, durante mucho tiempo, sin darte cuenta o que te incordie.

Rigoberta Rimbombante dijo...

Gracias a asistir a kaikan para participar de los ensayos para el festival de jóvenes, pude abrir mi corazón y empezar a mirar a aquellas personas socialmente marginadas: personas que piden limosna a bordo del transporte público o en la calle, o que revuelven la basura en busca de alimento, gente sin techo, alcohólicos que vagan sin rumbo, etc... Y me acerqué a todos ellos con el objetivo de transmitirles la Ley Mística, con la única finalidad de que transformen su vida y sean felices. Si eso no es experimentar la realidad social, ¿qué es?

Ichinén dijo...

Me alegra que no seas parte del mal ejemplo que estoy haciendo ver. Igualmente, cuando escribí esto, la realidad era muy diferente. Tanto en la sociedad en general como en la SGI. Hoy día, veo a la organización mucho más comprometida por los problemas sociales, pero sin entrar en limosnas y asistencialismo. Pasar la Ley es la mejor ayuda.