31.5.06

42-Los jovenes no tienen grandes problemas?

Derivando de la problemática anteriormente citada, como dilemas y dramas según la escala de valores de algunos neófitos, he visto un caso particular ya citado en otro apartado, que merece ser examinado más en detalle. “El poco contacto con la realidad.” El José budista merecer la quema de su cerebro no solo por comparar problemas, sino por su egoísmo extremo de considerarse parte de una elite que tiene problemas “en serio”, una “casta” llamada “adultos”. Los adultos como el, tienen problemas graves, grandes y en serio. Existirán problemas en broma? Es que el muy cerdo egoísta siempre cree que es lo “mas” del universo! Lo mas grave, lo mas urgente, lo mas importante, lo mas triste, etc. Y el mismo, el José budista, es el “mas” y mejor. El más creyente, el mejor budista. Como si pudiera existir una falacia como ser el mejor budista. Entregaran premios al estilo Oso de plata al mejor budista? Es por esto, que este sonnen en particular, considera que los jóvenes no tienen problemas importantes. Y no solo eso, nunca los jóvenes tendrán grandes problemas, según su concepción imbecil. Es claro que para un José budista, que siempre tendrá la misma diferencia de edad con un joven tal, y la misma cantidad de reducido cerebro; es muy claro que el siempre creerá que el es “lo mas” del mundo. Cuando ni siquiera llega a Lomas de Zamora o del Mirador! En psicología se dice que una fijación así, con ser “mas grande o mas importante” es un signo de baja autoestima derivada de una falencia en el ámbito sexual. Un miembro viril reducido puede crear una necesidad mental de suplir en balance esta carencia. Su impotencia sexual también es un factor a tomar en cuenta en estos casos de egocentrismo desatado. Freud tendría muchas cosas que decir al respecto de esto!
Este imbecil clase de budista, como ya hemos mencionado antes, no conoce la vida de un joven medio. No sabe el tipo de hechos con los que debe lidiar un joven. La clase de futuro que un joven ve ante si, los círculos en los que anda un joven, la clase de gente con la que interactúa. Esto no solo surge a raíz de la idiotez de los José budistas. Esto es el hecho ejemplificante de la clásica y crónica discusión antagónica en Gakkai, y quizás también en cualquier otra institución o grupo social, la pugna de padres e hijos. En muchos casos, esto es concretamente real, donde los padres y los hijos son todos parte de la organización. Trasladando la discusión de padres e hijos en casa, a las de mayores y jóvenes en la SGI. Las divisiones de mayores con las de jóvenes, mantienen la misma clase de discusiones.
Es el labor de los jóvenes de Gakkai, luchar contra esto, no contra las personas que actúen así, sino contra la actitud en si. Actuar contra la negatividad sin piedad donde la vean, tal como enseñaba Toda sensei. No contra el sujeto en si, atacar a la negatividad inherente al ser humano de esta época de Mappo. No deben retroceder ni un ápice, seguir hasta que sean escuchados, ya que Ikeda sensei ha confiado en los jóvenes la dirección de la organización. Le pese a quien le pese.
El antibuda.

No hay comentarios.: