25.8.06

46-El neo-buda.

Continuando con el estudio de la visión budista del film “Matrix”, entramos ya en una comparativa entre el personaje principal y el buda. El cual se desarrolla así:
“Con todo, la matrix también abraza las ideas encontradas en el Budismo Mahayana, especialmente en su preocupación particular por la liberación de toda la gente permanezca en samsara y pospongan su propio esclarecimiento final, para ayudar a otros como bodhisattvas. Los miembros del equipo del Nebuchadnezzar personifican esta compasión. Más bien que siguen viviendo fuera de la matrix donde están más seguros, eligen volver a entrar en varias ocasiones como embajadores del conocimiento con la meta última de liberar a las mentes y eventualmente también a los cuerpos de los que están atrapados dentro de la tela digital de la matrix. La película procura mezclar el Theravada ideal del arhat con el Mahayana ideal del bodhisattva, presentando al equipo ocupados para los que todavía están en la matrix y queriendo volver a entrar a la matrix para ayudarles, mientras que simultáneamente arguyen que la realización final es un proceso individual.
Neo como el Buda: Aunque el equipo entero incorpora los ideales del bodhisattva, los cineastas fijaron separadamente a Neo como único, sugiriendo eso mientras que el equipo puede ser como arhats y bodhisattvas según como sean mirados, Neo se puede ver como Buda. La identidad Neo como el Buda se refuerza no sólo a través del anagrama de su nombre, también con el mito que lo rodea. El oráculo ha previsto la vuelta de quién tiene la capacidad de manipular la matrix. Pues Morpheus explica, la vuelta de este hombre “garantizaría la destrucción de la matrix, terminara la guerra, traerá la libertad a nuestra gente. Ése es el porqué hay algunos de nosotros que hemos pasado nuestras vidas enteras en la matrix, buscándolo.” Neo, Morpheus cree, es una reencarnación de ese hombre y como el Buda, lo dotarán con energías extraordinarias para ayudar en el esclarecimiento de toda la humanidad.
La idea de que Neo puede ser visto como reencarnación del Buda es reforzada por el predominio de las imágenes del nacimiento en la película relacionadas directamente con él. Por lo menos cuatro encarnaciones son perceptibles en la película. El primer nacimiento ocurrió en la prehistoria de la película, en la vida y la muerte del primero esclarecido quién podía controlar la matrix desde dentro. El segundo consiste en vida de Neo como Thomas Anderson. El tercero comienza cuando Neo emerge, jadeando, del gel del misterioso stupa-vaina en la cual lo han encajonado, y se desenchufa y se cae a través de un tubo negro grande que se pueda ver fácilmente como canal de nacimiento. Él emerge del fondo calvo, desnudo y confundido, con los ojos que Morpheus le dice “nunca ha utilizado” antes. “Muriendo” para el mundo de la matrix, Neo ha “renacido” en el mundo más allá de él. La cuarta vida Neo comienza después de que él muera y es “renacido” otra vez en las escenas de cierre de la película, como resucita por un beso de Trinity. A este punto, Neo percibe no sólo las limitaciones de la matrix, sino también las limitaciones del mundo del Nebuchadnezzar, puesto que él supera la muerte en ambos reinos. Como el Buda, su esclarecimiento le concede omnisciencia y él no está más bajo el poder de la matrix, ni está él sujeto al nacimiento, la muerte, y el renacimiento dentro de la construcción mecánica del AI.
Neo, como el Buda, esta en la búsqueda de ser libres de la matrix y para enseñar a otras cómo liberarse de ella también, y cualquier uso de energías sobrehumanas están destinadas a tal efecto. Como el único ser humano que primer fue esclarecido y puede manipular libremente el software de la matrix dentro de sus límites, Neo representa la actualización de la naturaleza del buda, quién puede no sólo reconocer el “origen del dolor en el mundo de los seres vivos,” sino quien puede también prever “parar el dolor,” decretando “ese curso que conduce a su fin.” En este sentido, él es más que sus compañeros bodhisattvas, y ofrece la esperanza de despertar y de la libertad para todos los seres humanos de la ignorancia que los ata.”
En el próximo apartado seguiremos mostrando “el problema del Nirvana”. Otro capitulo mas dedicado al examen budista de esta visión del nuevo milenio de la realidad. Vale remarcar que aun así, esta película mezcla tres filosofías bien distintas, que podrían enlazarse en la teoría, pero en la practica son irreconciliables. El budismo, el cristianismo y el gnosticismo.
El antibuda.

No hay comentarios.: