20.9.06

58-Que enseñaba Siddartha?


Esta pregunta es motivadora de tantos debates en una conversación, quizás tanto o mas que la de “existe Dios?”. Lo ventajoso y a la vez también contraproducente del budismo, es que todo puede verse a las claras en los sutras. Lo único problemático surge cuando tomamos en cuenta la cantidad de sutras existentes, con las divisiones infinitas que han gestado. Una enseñanza ecléctica que puede resultar confusa para una mente no preparada. Algunas escuelas budistas simplifican este hecho, obviando tales o cuales sutras. Lo mas lucidos, han simplificado en uno solo la enseñanza que reside en otros sutras. Tal es el caso de la escuela Fuji. Es que el budismo, a diferencia de otras religiones, ha evolucionado. El budismo Theravada brinda soluciones, aunque ilusorias, para quien se pone a practicarlo. Igualmente, solo están a metros de la luz, no cerca. El buda descarto las practicas ascéticas y aislacionistas por considerarlas inútiles. Y los del Theravada, las abrazan con fervor. No por nada son llamados Hinayana o del pequeño vehículo.
Una religión que se aísla al sufrimiento, por lógica, no puede brindar soluciones plenas. En el caso de algunos, Mahayana ya vamos mejorando sobre la visión de pasividad contemplativa de los practicantes. Pero, hay un punto central, que debemos exponer ya que es el que se le escapa a cualquier clase de budistas. La pregunta que deberíamos hacernos no es que sutra se debe seguir, cual es mejor, cual es el fundamental y cual es provisional. Lo que deberíamos preguntarnos, antes de entrar en ese tema de los sutras, es: para que queremos el budismo? Las respuestas mas obvias podrían ser, para ser felices, para saber que hay mas allá de esta vida, para nos ayude a sobrellevar nuestras cosas, etc. En esencia, esto es totalmente fundamental, lo que cualquiera desea del budismo es una guía para la felicidad. Un responsable decía que el budismo es un puente a la felicidad. Esto es algo realmente cierto. El buda histórico enseño y practico la forma de vencer los sufrimientos inherentes a la vida, en esencia seria así. Todo lo demás, es retórica. El ser humano, sobre todo el mortal común, gusta de complicarse con normas y regulaciones. Enrollándose en meras cuestiones superficiales que le impiden ver la esencia de la práctica. Así surgen debates inútiles sobre detalles doctrinarios, que dejan de lado lo verdaderamente esencial. No es nuestra intención mostrar casos puntuales, ya que no existe un único tipo de casos ejemplificadotes. En todo este manifiesto hemos visto casos de las más diversas especies y colores. Es inútil seguir ejemplificando, ya que la raíz última de las actitudes antibudistas es que pierden de vista la esencia. Dejan de tener en cuenta el porque central de la practica y para que lo hacen. Las enseñanzas de Siddartha, T´ien T´ai, Nichiren Daishonin, Ikeda sensei, etc. Dejan de ser guías para pasar a ser un lindo palabrerio. Porque aunque le dan la razón a todo lo que dicen los maestros, no tienen el criterio para mantener la vista fija en la esencia del budismo y cual es su verdadera razón de ser. Cuando un dogma choca con la realidad y se demuestra caduco, para los débiles esto es una crisis en la doctrina. Y esto no solo se aplicar al budismo. Ninguna corriente de pensamiento escapa a esta metódica mediocre. La ortodoxia y el fanatismo entran en acción y juego para arreglar lo que creen roto. Pero, en realidad como expuso Imre Lakatos para su teoría del conocimiento científico, que entre en contradicción lo aledaño no afecta a lo central. El paradigma puede sobrevivir si solo se modifica un postulado menor, o una premisa. Con lo que, la tesis principal puede sobrevivir. Lo aledaño (en este caso lo dogmático) puede ser revisado y modificado, sin que afecte a lo central (la esencia de la practica). En el caso del budismo, estos conflictos son de otra naturaleza, a diferencia de otras creencias, debido a que no hay una ortodoxia establecida. Los dogmas, postulados, etc; se han modificado o adaptado según lo requirieran las situaciones o las épocas. Es por esto que el budismo es una creencia que evoluciona. Claro que, como en todas las creencias siempre existe una ortodoxia recalcitrante que debemos combatir, los cuales se rasgan sus vestiduras cuando les queremos modificar sus preciosos y estupidos dogmas.
La ortodoxia tiene como característica, no rendirse jamás ante el cambio. Una capacidad innata para resistirse a lo nuevo y diferente. Siempre queriendo excusarse con salidas por la tangente para no tener que ver que sus premisas están vencidas y es tiempo de una metamorfosis. En estos casos, lo mas sano es volver al principio, a la esencia, y partir desde allí. Pero la ortodoxia hace tiempo que ha perdido la esencia de vista y es donde se resisten de las maneras mas ridículas. El cristianismo es el caso de una religión más estática y poco adaptable a los cambios y nuevos descubrimientos. Es por esto que la ciencia lo viene destruyendo pedazo a pedazo. En cambio, el budismo, mas que nada el budismo que evoluciona, esta siendo confirmado día a día. Al ser adaptable, la esencia no se pierde, siendo posible ajustarlo a los nuevos tiempos.
Y es la esencia lo verdaderamente fundamental en todo pensamiento científico, religioso o filosófico. Lo demás, es solo retórica y palabrerio. Es necesario que remarquemos este punto de la esencia una vez más, para que los budistas lo tengan en cuenta y no lo pierdan nunca de vista. Eso evitara problemas en el futuro a más de uno.
Cuando surgen estas disyuntivas, la mejor pregunta es una como que titula este apartado. Al ver la esencia de las cosas, podes descartar lo transitorio y revelar lo fundamental, tal y como enseña Nichiren. Viéndolo en el interior, porque como escribió Saint Exupery: “Lo esencial es invisible a los ojos”.
El antibuda.

19.9.06

57-Semiotica budista.

Este tema en particular, ya resulta muy técnico, quizás incluso para un budista. Este segmento que trataremos a continuación, se va ramificando a medida que lo seguimos investigando. La semiología budista, en el caso especifico de gakkai, es un conjunto de elementos confusos. Viendo el aspecto del católico renegado, vemos al budismo como un catolicismo agudizado, si se me permite inventar un término. Y es en este sentido que estos seres, convierten el budismo en una religión atea con dioses. Usando a las Shotten Zenjin como un mero panteón mas parecido al greco-romano, mas cercano a su cosmovisión occidental. No pueden luchar con su educación judeo-cristiana de occidente, la que reciben en Argentina. Hacen de cada función del universo, un dios del bien o del mal, no olvidemos que en el Gohonzon esta inscripto el demonio del sexto cielo también, por decir uno. Esta metódica lo acercaría más al pensamiento de pueblos como los asirios o babilónicos. O sea, algunos antibudistas quieren dejar la mente de lado y ser de nuevo neandertales; mientras que otros quieren volver a la antigua Babilonia, 4000 años atrás al menos. Un retroceso mucho menor en el pensamiento religioso, aunque un retroceso al fin de cuentas. Un retraso menor! Que esperanzador! No me den tantas esperanzas que me suicido mañana en vez de hoy! Un principio en el que debemos apoyarnos es, en que un símbolo es tan poderoso dependiendo de la fe o creencia que se deposite en el. Y si estos sujetos recalcan en estos símbolos, papeles que no les corresponden. No intentan comprender como es el budismo, solo lo ajustan a su propia escala de valores personal. Esto seria muy sociológico para algo tan filosófico-religioso. El budismo no es una religión politeísta como la griega o romana o egipcia; y menos una con dioses buenos y malos, tal es el caso de la asiria-babilónica. El cristianismo y el zoroastrismo son religiones dualistas, una figura del bien y una del mal. Aunque lo del cristianismo sea “ipso facto”. El judaísmo y el Islam son religiones monoteístas, las únicas, paradójicamente enfrentadas. El budismo estaría más emparentado con el confucionismo o el taoismo, que es una filosofía de vida más que una religión. Pero es muy humano, endiosar lo superior, no basta con admirar o imitar. Esto nos brinda un argumento para zanjar la discusión “religión o filosofía” que vimos en el capitulo cinco de este manifiesto, casi al principio. Hay muchos otros aspectos en que se ve este mismo accionar, pero solo nos adentraremos en este aspecto para no hacerlo mas agotador para el paciente lector. Este es lo suficientemente ejemplificador.
El Dai-Gohonzon, por ser el mandala del budismo Nichiren, es el símbolo más importante de la doctrina. Este mismo, es interesante para estudiar por su rica simbología. En el están impresos los factores del universo, los que residen en el mundo de afuera y los del interior del ser humano. Es decir, tanto del micro como del macrocosmos. Pero hay un aspecto antibudista y ridículo, el cual es preciso exponer. Es casi obvio y tautológica mente ingenuo hacer una crítica a los fanáticos budistas que van más allá de la racionalidad en su respeto por el objeto de veneración. Convengamos que hay ciertas cuestiones a respetar frente a lo que es el espejo de la propia vida. Estar frente al Gohonzon, también se representa como estar frente al buda original, en si, es estar frente a la ley mística. Por lo tanto, merece respeto ante la posición de uno, la vestimenta, etc. No se puede estar en cualquier posición, como tirado en la cama. Mal vestido es como tratar al objeto de veneración como cosa. Entre otros ejemplos. Pero algunos ya exageran en esta cuestión dogmática a niveles ridículos. Pero como ya vimos en todo este manifiesto, fanáticos dogmáticos hay en todos lados, y el budismo no es la excepción a la regla. Lo que seria aun peor es el fanatismo en la imagen misma del Gohonzon. Pasemos a explicar, tomando un hecho real de la vida cotidiana. Una responsable de Gakkai saco una foto en un festival sin darse cuenta que estaba tomando el butsudan abierto y con el Gohonzon expuesto. El tratamiento que tuvo que darle a esa foto fue el mismo que a un Gohonzon de viaje. Porque la foto en si, era un Gohonzon mas. Así también, se devolvió toda una partida de diarios de Gakkai, porque había salido una foto de un Gohonzon, la cual fue quemada. Esto puede resultar graciosamente ridículo, pero tiene su parte de verdad. Cual seria entonces, la importancia de la entrega de Gohonzon si una foto es casi igual? Por otro lado, esta gente debería diferenciar los conceptos de alta o baja calidad de una reproducción. Y Eliseo Verón, semiólogo tendría mucho que decir al respecto. Esta imagen es el objeto o la representación de una reproducción del objeto? Esta cuestión presenta dos aspectos, si es o no como un Gohonzon no seria otra mera cuestión dogmática. No creemos que esta ceremonia lo sea, este hecho de la entrega marca un antes y un después en la vida de una persona, de muchas personas. Bien merece una ceremonia! Y si eso o no un Gohonzon, estas serian reproducciones apócrifas, por lo tanto carentes de importancia. Pero, como cuestión de respeto a lo que representa la vida de cada uno, esta reproducción aunque sea accidental merece un tratamiento especial. El límite para esto lo impone el criterio, mas, seria una exageración dogmática. Igualmente, habría que usar el sentido común, el menos común de los sentidos para algunos. Solo nos queda una pregunta, si el Gohonzon es la representación de la vida de cada uno; la vida de quien representa esta reproducción apócrifa y accidental? Del que saca la foto o de quien la recibe finalmente? Como seria con varios observadores ocasionales? La respuesta me hace acordar a la discusión teosófica del cristianismo sobre el tema de la clonación. El alma de quien reside en el cuerpo clonado? El del original o uno nuevo? Pero si el nuevo es una mera copia del original? Como se resuelve esto? Los cristianos aun lo siguen discutiendo, sin ningún avance.
Cual es el Gohonzon verdadero? Viene con algún sello de autenticidad? Con holograma quizás? Esto me lleva a la opinión que escuche de boca de algunos de la Nichiren Shoshu, ellos dicen que el Gohonzon de la SGI es apócrifo. Su argumento es que requiere de ciertas cuestiones y tratamientos especiales, como ser el tipo de papel, la tinta y la técnica con que es hecho. Conociendo el énfasis que pone la organización en lo que al objeto de veneración se refiere, este argumento es falaz. Es una falsa acusación, muy burda por cierto. El Gohonzon de cada organización no es el mismo, el de la SGI es el que Nichikan Shonin inscribió siglos después del Daishonin. Y tomemos en cuenta que fue el clero quien nos quiso dejar sin Gohonzon en primer lugar! Tomando el principio que mencionamos antes sobre el poder de un símbolo, todo Gohonzon seria verdadero u “oficial”, dependiendo de cuanto se crea en el. Para un no-budista o alguno de fuera de la escuela Fuji, seria lo mismo cualquier mandala también. Lo mismo si el Gohonzon fuera solo un pergamino que dice: “ponga su anuncio aquí”.
Si la vemos desde el aspecto sobre cual seria el verdadero, hasta los Gohonzon provisionales que inscribió Nichiren tienen derecho a llamarse “verdaderos”, ya que fueron creados por la mano del buda original. Pero, conviniendo en que son solo Gohonzon provisionales, no podemos agruparlos allí. Siguiendo este razonamiento, solo habría un Gohonzon verdadero, el Dai Gohonzon, el “original”, el que inscribió Nichiren el 12 de octubre de 1279. O sea, que el burdo y falaz argumento del clero budista no sirve. Y eso les enseñan a sus pobres e inocentes laicos! Después de todo, ellos lo sacaron del templo que hicieron los laicos, destruyendo el sho-hondo y acaparando el objeto de veneración. Que se puede esperar de una gente con actitud semejante! Hay otro aspecto que convendría ver antes de terminar, también basado en un hecho real, y relacionado con la cuestión de las reproducciones accidentales. Un responsable se asustó con una foto que estaba en internet del Gohonzon, esta foto era un archivo de computadora. Según el, era como un Gohonzon, así como otras reproducciones accidentales y no tanto. Que bueno! Gohonzons digitales! Si que entramos en el tercer milenio! Ahora bien, veamos el tema con criterio lógico. Si yo bajo el archivo de su lugar de origen no es la misma foto o el mismo archivo, esto es real. Es una copia del archivo original. Y si hago copia tras copia, pegando varias veces en el explorador? Lo mismo ocurre con las fotos de muestra en un buscador, que a todo esto se ven muy mal. La definición no debería tener que ver? Y si se copia mal y se ve solo la mitad? Caerá el castigo del infierno sufrimiento incesante sobre nuestras cabezas? Hacer retoques a una foto es algo tan fácil como deshacerlos. Por que estamos hablando en términos virtuales, no reales. Esa imagen es solo una sucesión de código de computadora, es virtual, por lo que no existe un verdadero Gohonzon. Pero no es así para los dogmáticos antibudistas.
El antibuda.

6.9.06

56-Ateos y proteos.


Otra metódica que implementan los católicos renegados en su mimetización como budistas, en el ámbito teórico doctrinal, es la idealización de algunos elementos que son contrarios a la práctica budista. El Gohonzon es un objeto de veneración, es él mandala que nos lego Nichiren. En él, están inscriptas las funciones protectoras del universo, las Shoten Zenjin. Y con estos dos nombres, algunos budistas los trocan en los dioses del budismo. Que? Como? Que le pusieron en el sahumerio del Butsudan? Tengan cuidado cuando les venden algo que dice Sándalo, pero huele a otra cosa. Pero si, es cierto. Es tal su adoctrinamiento cultural y su acostumbramiento social de cristianos, que aunque renegados, que necesitan tener dioses. Entonces transforman lo que les resulta semejante, aunque verdaderamente no lo sea. Es tal su necesidad de Dios, que buscan transformar lo que más se le parezca en esta doctrina. Veamos esto según la mitología, el buda antes de alcanzar la iluminación se enfrentó a demonios que lo tentaron y los venció. Es decir, se enfrento a sus falencias, a su lado oscuro. Luego, se enfrento a Brahma, es decir a Dios. Y esa es una de las últimas menciones a el que existen dentro del budismo. El Buda rompió con el brahmanismo, esa es la metáfora que nos queda. Con lo que se puede deducir, que los mortales comunes necesitan de un Dios que los cuide (como es el caso de los cristianos), mientras que los budas saben cuidar de sí mismos. Por ello, el buda se enfrentó al Dios establecido y aunque no eran enemigos, se libero de su influencia, ya que el budismo le debe más al brahmanismo en carácter histórico que en doctrinario. Son como los hijos que viven aun con el padre y los que ya se independizaron. Estos budistas falsos, que son católicos renegados, intentan verlo todo según su antigua escala de valores, la cual supuestamente abandonaron. Sociologicamente hablando, esto es casi tautológico, pero es algo para tomar recaudos. Viven intentando transformar al budismo en una versión del cristianismo que los conforme y les cierre. Cristianizar al budismo, es tan horrible como suena el decirlo. Una religión atea con dioses. La peor deformidad filosófica que se haya conocido en millones de kalpas. Estaría perfecto que nos pongamos de acuerdo en este punto. O somos ateos, como algunos católicos acusan con su dedo fácil de elevar o somos creyentes en un ser superior. No es de budista, transformar a las funciones protectoras en meros dioses, ya que son "funciones". Y los budas, también nosotros, somos funciones igual de validas. Hay una continua interacción, no somos estáticos. Justamente no lo somos porque estamos vivos. Sino estaríamos en estado de Ku, en estado de latencia, muertos lo que se dice. Las Shoten Zenjin no son entes conscientes, están ahí no para protegernos, a menos que nosotros las activemos desde nuestro estado de buda. Estas funciones no conocen nuestra presencia en el plano de los budas, a menos que nos iluminemos y nos vean allí. Y esto jamás ocurrirá si los budistas siguen actuando como cristianos mortales comunes.
El antibuda.

55-La culpa budista.


Ya habíamos prometido tratar este tema puntual en el apartado anterior, aunque hemos rozado esta problemática en el capitulo 35 ("El Tenés que..."), como una culpa coaccionadora y extorsiva hacia otros. El capitulo 27 lo ve mas levemente, por la acción foránea de satanizar y estigmatizar al budismo por parte de los cristianos, queriendo culpar sobre los budistas, irracionalidades. El capitulo 33, ya nos llevo al tema de la mente como enemigo, algo sobre lo que ya advertía el buda Nichiren. Y es en la mente donde reside la culpa en las personas, sea de la creencia que sea. Y como dijimos en el capitulo anterior, los budistas se llenan la boca con que carecen de ella. Aunque son esos mismos budistas que se vanaglorian de esta ventaja del budismo por sobre el cristianismo, los que actúan como más culposos y culpadores. Es que cuando estos antibudistas son católicos renegados, actúan desde su resentimiento, no desde su estado de buda, solo como mortales comunes. Esta actitud inferior, es bien antibudista.
Hemos visto muchas actitudes antibudistas, una que es de lo más criminal, es la de generar culpas en los demás. Con los más diversos métodos, buscan crear culpa. Algunos usan las mismas enseñanzas de Nichiren o las orientaciones de sensei, para argumentar sus acusaciones solapadas y culposas. A veces disfrazados de consejos o recomendaciones, en otras sin ningún disfraz, lanzan su critica desmedida, o también bajo la forma de un reproche / recriminación culposo. Si hablaran del cristianismo con conocimiento de causa, tal vez sabrían ese principio que dice: "la paja se ve en el ojo ajeno, pero no se ve la viga en el propio."
La crítica misericordiosa de un budista es algo tan hipócrita que puedo evitar el revoltijo estomacal. Disfrazándolo como criticas constructivas, lanzan sus quejas "cristianas". Algo que también critican al cristianismo, ser quejosos y lastimeros. Pero, que un budista sea quejoso, es mas grave. Si un cristiano lo es, se explica fácil como que es parte de su idiosincrasia. Ahora, si un budista actúa así, que lo hace pero disfrazado, es un falso y un criminal antibudista. Lo peor de todo este asunto es que utilizan el principio budista que dice: "todo es responsabilidad de uno", y la esgrimen como arma para achacarle cosas que no tienen que ver. Y que tampoco le interesan al que acusa, porque el tampoco saca un beneficio material o espiritual. Habla solo por que el aire es gratis y es soberano imbécil que merecería la muerte antes que seguir desperdiciando aire. Su mentalidad tarada lo lleva a hacer la siguiente relación. Todo es responsabilidad de uno, todo en mi medio ambiente, África es parte de mi planeta, mi medio ambiente; por lo tanto, soy responsable por los problemas que hay en África. Esto los lleva a hacerse cargo de cosas que no le corresponden, pecando de arrogantes. Y cuando adjudican a otros, responsabilidades que no corren, pecan de pedantes. Es lógico pensar que donde hay personas existen estos problemas, es el trabajo de los responsables el evitar que estas actitudes ganen predominio. Pero, lamentablemente algunos responsables parecen vivir en una nube de gas. Y estos criminales tienen libre campo de acción para ejercer su mediocre influencia. Es responsabilidad de los miembros entonces, no dejar que se fomenten estas actitudes ni fomentarlas. Esto requiere mucha autocrítica. Y si ven que un responsable no actúa frente a esto, no deben esperar un segundo y pincharles a que pongan el límite.
Hasta aquí, vimos como se acusa, pero existe algo más autodestructivo, que es de un carácter más teórico. Una mala interpretación de la teoría budista, ha llevado a confusiones y tergiversaciones de la doctrina. Pasaremos a explicar, desde el principio que todo se centra en uno mismo. O como dicen algunos, todo es responsabilidad de uno, que ya hemos previsto. Cuidado con esta frase conceptual! Esta cosmovisión puede ser peligrosa. Los José budistas y católicos renegados, a veces se mezclan tanto que no se distingue la diferencia, hacen uso y abuso frecuente de esta errada y confusa concepción. Según ellos, como todo parte desde uno, lo igualan a que todo (y nos referimos a todo) es responsabilidad de uno. En la realidad fáctica, van un paso mas allá y lo usan como método culposo de coerción, para endilgar responsabilidades en las que no deberían intervenir. Claro, como no es mi vida, puedo acusar a cualquiera sobre lo que debe hacer, ya que es su medio ambiente. El famoso "Tenés que...", pero yo no hablo de mí, siempre hablo del otro. Es fácil siempre hablar del otro, pero estos antibudistas hablan por ellos? No, jamás una autocrítica, nunca una revisión, no tienen espejos en su casa. Eso más parece la actitud de un cristiano, el chivo expiatorio para su rencor de budista católico renegado. Como decía el tan vilipendiado Cristo, “La paja se ve en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio.” Y es que esta gente ya debe tener un bosque adentro de sus ojos, a estas alturas. Los José budistas solo cuenta una versión censurada de lo que es su vida. Esta negación de la realidad, ya la hemos tratado. Y como hemos visto anteriormente, como no se comportan como budistas sino como cristianos culposos, esto los lleva a tener la culpa budista. Los mismos que denuncian la culpa en los cristianos, son los inventores de la culpa en el budismo. Sentarse con culpa frente al Gohonzon es quizás una de las peores cosas que puede hacer un ser humano. Y eso, que en los años de práctica que lleva cualquier budista puede sentarse frente a él de muchas maneras. Pero hacerlo con culpa, hacerlo como cristiano, es imperdonable. Se perdona si fuera como mortal común, todos lo somos al principio de la práctica. Pero ser un mortal común reincidente y encima un espía solapado, es asquerosamente execrable. Este crimen es tan indescriptible contra el budismo, que lo único que merecen es caer en el infierno cristiano que Dante Alighieri imagino en su Divina Comedia. Sin posibilidades de llegar siquiera al purgatorio.
El antibuda.

54-El karma como cruz.

El católico renegado es solo otro tipo de antibudista, si es que se lo puede englobar con algo relacionado al budismo. Es un enemigo de la creencia, pero es uno de lo peores, por ser un enemigo dentro de la creencia. Esta tan bien disfrazado de budista, que hasta él lo cree. Aunque ya sabemos que lo que somos lo define lo que hacemos, no lo que decimos. Un José budista puede ser un católico renegado, también podría ser un judío renegado. Pero, en el caso del judaísmo se ve mucho menos. La relación judaísmo / budismo es casi tan buena o tan mala como con el catolicismo. Solo que los judíos no se sienten amenazados por los budistas, están más seguros de su religión. Son además un pueblo y una comunidad, no como los cristianos. Y además, los judíos no niegan la transmigración de las almas, algo que si les parece a los católicos poco más que una herejía. El budismo y el judaísmo, pese a lo que el vulgo podría pensar, se llevan mejor. Muchos que eran practicantes del judaísmo, practican el budismo y no lo sienten en contradicción o pugna con su creencia anterior. Pueden convivir, pese a la evidencia. Igualmente, son cosas distintas. Católico renegado y José budista, juntos en un ser o por separado, siguen siendo antibudistas de por sí, sean exteriores o interiores a la practica. En el caso que venimos tratando, el católico renegado tiene actitudes y acciones de cristiano que son bien alejadas del budismo. Es decir, no intentan seguir la doctrina del budismo y comprenderla. Sino que, creen hacerlo, pero lo que les sale es completamente distinto. Intentan transformar su práctica budista en una versión del cristianismo que no fue, basados en su prejuicio y resentimiento. Pero ven al budismo desde una perspectiva cristianizada. Así, se genera la mezcla que ya hemos tratado. Y también algunas cosas que son peores. Más antibudistas.
Una de las tendencias mas acusadas es la de ver el concepto del karma como si fuera una cruz, una maldición, un peso que los sobrecarga. Aunque es verdad que el karma nos determina, se sitúan frente a el como si de un castigo se tratara. Esta es otra actitud o noción que el vulgo no-budista tiene del karma. Conocida es, la expresión: "Que karma!!!", en paralelo con otra similar: "Que cruz, por Dios!" Pero si hablamos de budistas es totalmente imperdonable que tengan esta actitud. Ahondando en esto, vemos como algunos budistas, usan como fundamento culposo la influencia determinante del karma. Si por sus propias vidas fuera, que lo hagan si así lo desean. Pero, lo verdaderamente criminal es cuando lo utilizan de esa forma con otros, a modo de extorsión. Sin saberlo o aun sabiéndolo, generan una culpa. Culpa de la cual, según ellos, el budismo carece y el cristianismo fomenta. Como veremos mas adelante, están equivocados, en todos los sentidos. Este tema particular será tratado en el siguiente apartado.
Viendo el karma como cruz se asemeja a una espada de Damocles que pende sobre el budista. Es tal la exageración de estos idiotas antibudistas que olvidan un hecho fundamental. Un budista no padece una influencia pasiva del karma, no es algo externo que nos maneja o determina la vida. El karma es la vida. Según los taoístas, todo es karma. Y aunque esta generalización nos parece exagerada, burda y naif, no esta tan errada del todo. Pero de ahí, a pensar que el karma es como un demonio que nos intenta manipular, hay un gran y errado paso. Eso es otra cosa que no esta directamente relacionado con el karma. La vida de las personas es karma, esta determinada por él, para bien o para mal. Aunque estas dos concepciones de bueno o malo, son ingenuos y cursis. Se auto anulan. Deberíamos verlo quizás como positivo y negativo. Ya que todo fenómeno que acontece tiene su aspecto positivo y su negativo. Es un principio budista del mundo fenoménico, todo hecho que ocurre tiene su lado positivo y su negativo. Por esto, puede verse según cualquiera de los dos espejos. El verlo como bueno o malo, seria muy grosero. Es por esto que el karma no debe ser concebido, primero como algo externo a nosotros, y segundo como algo que nos castiga, desde el exterior o del interior. Y en tercera instancia, no verlo como algo definitivo. El ser humano es capaz de interactuar con el karma, no es algo totalmente inamovible. Aun cuando entremos en la diferenciación de karma mutable e inmutable, podemos ejercer tanta influencia sobre él, como a la inversa. Después de todo, no existe diferencia entre nuestra vida y el karma. Esto es una cuestión fundamental y obvia, que a los imbeciles antibudistas se les escapa. Cometiendo uno de los mas graves crímenes, queriendo o no, en contra del budismo.
El antibuda.

53-El catolico renegado.

Viendo desde el lado budista de esta guerra silenciosa y no declarada, podemos ver un factor determinante. Muchos de los que hoy son budistas, vienen del catolicismo o provienen de familias cristianas. La relación conflictiva con la familia es un factor a tomar en cuenta cuando debemos evaluar el tema. Se ha visto muchas veces, budistas de la SGI llenándose la boca sobre la superioridad del budismo sobre el cristianismo, los errores de la doctrina cristiana y como el pensamiento budista es mucho más abierto y abarcativo. Todo esto es cierto en parte, pero como en todo, no es toda la verdad. No solo son cosas distintas, sino que estamos ante un caso de hermanos con relación distinta con el padre, como para usar la metáfora del apartado anterior. Ya hemos visto el tema de las críticas budistas al cristianismo, pero muy por encima. La verdad es que la gran mayoría de los budistas, pecan de ignorantes (no es extraño en un José budista), hay muy poco fundamento en sus criticas. No saben bien de lo que hablan, solo por lo mínimo que conocen. Aunque debemos marcar una excepción que confirme esta regla. En el caso de algunos ex católicos practicantes que si han conocido esa doctrina, es más probable que tengan fundamento valorable. Pero aun así, los casos de este ejemplo se reducen, cuando nos vemos ante un budista que viene de una mala experiencia con el cristianismo. El resentimiento que guardan dentro, requiere de muchos años de elaboración. Y en sus achaques al cristianismo, no fundamentan porque su odio frío los ciega ante la verdad. Carecen por completo de objetividad y misericordia. Nada mas alejado a la visión ideal que tienen del budista ejemplar, “el José budista”.
Tomemos el caso de un miembro de Gakkai, cuya relación con su familia fue siempre muy conflictiva, también agravado por ser homosexual en una familia retrograda; y que además de tener problemas familiares por su elección sexual, los tiene por la elección laboral y la religiosa, como el budismo. Es lógico pensar que viniendo de una cuna cristiana y con ese enfrentamiento, guarde cierta animosidad. Pero para un budista, esta enemistad es problemática y peligrosa. Tanto para él, como para los demás. Ya que no duda en ofender a la otra religión, basado únicamente en su experiencia. Esto le impide ver el cuadro completo. Y luego se llenan el buche hablando de lo tolerantes que somos los budistas. Cuando este no es mas que un cruzado disfrazado con dhoti. Por dhoti entiendase la ropa que se usaba en la India en la época del buda histórico. El budismo, a diferencia del cristianismo, es una creencia que no se expandió por ir al choque. En fin, continuemos. Un fanático, sea de la religión que sea, es siempre un fanático y por lo tanto deleznable. Es quizás la actitud mas alejada a lo que el budismo enseña. Y lo que es peor, que es bien antibudista, fomenta la enemistad entre creencias. Haciendo sumatoria a la guerra mencionada. Lo cual no lo hace mas budista, además de antibudista, le quita lo poco que es de budista. Esta actitud lo muestra nada más que como un católico renegado, ni un budista, ni antibudista.
El antibuda.